Prevención del trastorno explosivo intermitente

Si tiene trastorno explosivo intermitente, probablemente está más allá de su control de la prevención a menos que obtenga tratamiento de un profesional. En combinación con, o como parte del tratamiento, estas sugerencias pueden ayudarle a evitar algunos incidentes fuera de control:

  • Seguir con su tratamiento. Asistir a las sesiones de terapia, practicar sus habilidades de afrontamiento, y si su médico le ha recetado medicamentos, asegúrese de tomarla.
  • Practique técnicas de relajación. El uso regular de la respiración profunda, las imágenes o el yoga relaja pueden ayudar a mantener la calma.
  • Desarrollar nuevas formas de pensar (reestructuración cognitiva). Cambiar la forma de pensar sobre una situación frustrante con pensamientos racionales, expectativas razonables y lógica puede mejorar la forma de ver y reaccionar a los eventos.
  • Utilice la solución de problemas. Haga un plan para encontrar una forma de resolver un problema frustrante. Incluso si usted no puede solucionar de inmediato, se puede reorientar su energía.
  • Aprenda maneras de mejorar su comunicación. Escuche el mensaje que la otra persona está tratando de compartir y, a continuación, pensar en su mejor respuesta en lugar de decir lo primero que le viene a la cabeza.
  • Cambie su entorno. Cuando sea posible, salir o evitar situaciones que le molestan. Además, la programación de tiempo personal puede permitirle manejar mejor la próxima situación estresante o frustrante.
  • Evite sustancias que alteran el estado de ánimo. No utilice alcohol o drogas ilícitas.