Causas del trastorno afectivo estacional

La causa específica del trastorno afectivo estacional sigue siendo desconocida. Es probable que, como ocurre con muchas condiciones de salud mental, que la genética, la edad y, quizás lo más importante, la composición química natural de su cuerpo, juegan un papel en el desarrollo de la condición. Algunos factores específicos que pueden entrar en juego incluyen:

  • Su reloj biológico (ritmo circadiano). La reducción del nivel de la luz del sol en el otoño y el invierno puede alterar el reloj interno de su cuerpo, lo que le permite saber cuándo debe dormir o estar despierto. Esta alteración de su ritmo circadiano puede llevar a sentimientos de depresión.
  • Niveles de serotonina. Una caída en la serotonina, una sustancia química del cerebro (neurotransmisores) que afecta el estado de ánimo, podría desempeñar un papel en el trastorno afectivo estacional. Luz solar reducida puede causar una disminución de la serotonina que pueden desencadenar la depresión.
  • Niveles de melatonina. El cambio de temporada se pueden romper el equilibrio de la hormona melatonina natural, que desempeña un papel en los patrones de sueño y estado de ánimo.