Ilusiones ópticas

Mientras que mucha gente compara ilusiones ópticas con espejismos, el hecho es que el fenómeno es mucho más amplio en su alcance. Esencialmente, una ilusión óptica es cualquier caso en que la información recogida por el ojo humano se traduce en el cerebro de una manera tal que una ilusión visual de algunos resultados de tipo. Una ilusión óptica se puede utilizar en un número de diferentes aplicaciones, como los juegos, la evaluación y la terapia psicológica, y la creación del arte.

Una de las interpretaciones generalmente aceptadas acerca de los fenómenos visuales de la ilusión óptica es que el cerebro intentará procesar datos visuales al relacionarlo con la visión del mundo del individuo. Es decir, la experiencia de la vida recogida del individuo influirá en cómo el cerebro interpreta la información visual que se recibe. Un ejemplo de este conocimiento tiene que ver con las manchas de tinta que se utilizan a veces en el asesoramiento y la terapia. Cuando le preguntamos al paciente a identificar las formas que él o ella ve en las manchas de tinta, el cerebro hace un llamamiento a la experiencia y el conocimiento para definir la información visual recibida como un objeto que le es familiar y por lo tanto reconocible.

Ilusiones visuales también se incluyen a menudo en los juegos que se distribuyen ampliamente. Muchas personas han sido invitadas a mirar a lo que parece ser una mezcla de colores o disposición aleatoria de puntos sobre un fondo de color contrastante, entonces o mirar hacia otro lado o parpadean los ojos. A menudo, la imagen aparecerá ante los ojos. Al igual que con las manchas de tinta, el resultado de esta actividad es una ilusión óptica que se creó aprovechando la experiencia de la vida del individuo.

Incluso el arte puede ser objeto de un tipo limitado de la ilusión óptica. Dependiendo de los antecedentes del espectador, una pintura o una escultura puede parecer que tener en elementos que no son identificados fácilmente por otras personas. Sin embargo, no es inusual para el elemento a ser reconocido por otros una vez el detalle se señaló y por lo tanto asimilada en la experiencia de la vida almacenada en el cerebro.

Una ilusión óptica no puede tener existencia real en la forma de un objeto que se puede tocar. El espejismo es un excelente ejemplo de este tipo de ilusión. La combinación de la voluntad de la persona, junto con cualquier formación que el cerebro puede interpretar como una manifestación física de ese deseo dará lugar a la ilusión visual. Sin embargo, el espejismo desaparece generalmente desde el campo de visión cuando los intentos individuales a participar físicamente la imagen percibida.

Visita ilusionario.com para ver una gran colección de ilusiones ópticas.