Tanatofobia: miedo a la muerte

© Walt Stoneburner. Wall of SkullsAlgunas personas tienen miedo a la muerte

La tanatofobia es el miedo a una muerte súbita o repentina.

Esta fobia está estrechamente relacionada con necrofobia, el miedo a las cosas muertas.

Síntomas

Uno de los principales síntomas de la tanatofobia es la preocupación constante con respecto a morir en un futuro próximo.

Pese a que muchas personas experimentan este tipo de miedo sobre una base a corto plazo (como al enfrentarse a una operación quirúrgica), las personas tanatofóbicas pueden encontrarse en perfecto estado de salud pero sostener una preocupación y miedo a la muerte y a la idea de morir.

Esta fobia puede llegar a ser tan severa que el trabajo y las relaciones sociales pueden llegar a verse afectadas negativamente si la obsesión con la muerte sigue en aumento.

Existen también varias manifestaciones físicas causadas por la tanatofobia:

  • boca seca
  • problemas para dormir (insomnio)
  • ataques de ansiedad
  • palpitaciones
  • temblores

son algunos de los síntomas más comunes.

Los temblores, por lo general, comienzan en las manos; estos pueden repetirse en episodios intermitentes que aumentan gradualmente en frecuencia y severidad a lo largo del tiempo.

Estos temblores (aunque, por lo general, todos los síntomas) impiden al individuo afectado poder disfrutar de actividades que una vez fueron placenteras, y causar daño irreparable en relaciones personales o laborales.

Un sentimiento general de desesperanza puede conllevar cambios en la rutina afectando así la eficacia y efectividad en el trabajo, o destruir o distanciar relaciones con seres queridos.

La sensación de falta de control es otro síntoma que está presente muy a menudo.

Con el tiempo, la tanatofobia puede conducir al desarrollo de necrofobia, haciendo que el individuo desarrolle un miedo a cadáveres, ataúdes, cementerios y cosas muertas en general.

En esta coyuntura, ambas fobias a la vez, el individuo puede experimentar un miedo tan profundo a objetos como lápidas que puede llegar a ser imposible visitar cementerios y tumbas de sus seres queridos.

Causas

Del mismo modo que muchas fobias, la tanatofobia puede ser desencadenada por un trauma, tal como

  • un accidente de tráfico
  • depresión
  • ansiedad
  • pérdida repentina de un ser querido

Tratamiento

Buscar tratamiento profesional por un experto de la salud es necesario para superar la fobia y poder disfrutar del día a día una vez más.

Tratar la tanatofobia a menudo implica combinar medicamentos y terapia.

Los medicamentos pueden ayudar a calmar los episodios de miedo y ansiedad, mientras que la terapia puede ayudar a ayudar a la persona a controlar sus pensamientos de la muerte y distanciarlos poco a poco, para evitar que formen parte de su día a día.

Como en todas las fobias, no existe un único tratamiento efectivo que garantice la eliminación de la fobia, pues cada paciente requiere un tratamiento personalizado. Tratar esta condición requiere un gran compromiso y paciencia, y puede requerir varios años de tratamiento para superarla.