Androfobia: miedo a los hombres

© Kennedy GarrettMujer con androfobia

La androfobia es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por el miedo a los hombres. Esta condición no está limitada a las mujeres. Los hombres también pueden sufrir de este miedo irracional.

La palabra proviene de andro (que significa hombre o varón) y fobia (que significa miedo).

Síntomas

Al igual que con cualquier fobia, los síntomas varían según la persona en función de su nivel de miedo. Los síntomas suelen incluir ansiedad extrema, temor y todo lo relacionado con el pánico, como por ejemplo:

  • Dificultad para respirar
  • Respiración rápida
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Sequedad de boca
  • Dificultad para articular palabras o frases
  • Temblores

La boca de un paciente puede volverse seca y también podría generar impulsos de vómito.

Causas

Por lo general, las fobias surgen de una combinación de acontecimientos externos (en general eventos traumáticos) y predisposiciones internas (es decir, la genética y la herencia).

Se cree que muchas personas que sufren de androfobia lo hacen debido a un incidente traumatizante. En algunos casos, la persona que sufre de esta condición puede no haber sido víctima directa de dicho trauma. Por ejemplo, una mujer puede haber sido testigo de una víctima de abuso sexual o físico, y desarrollar este miedo como consecuencia.

Por otra parte, esta condición no suele ser el resultado inmediato de un evento, sino que algunas veces se desarrolla en un lapso de tiempo.

Complicaciones

Las personas que sufren de androfobia habitualmente aplican medidas elaboradas y extremas para evitar los hombres y la interacción con ellos.

Esta condición puede tener un impacto negativo en varios aspectos de la vida de la persona afectada, tales como el empleo y las relaciones románticas. Sus relaciones personales y profesionales, por ejemplo, son propensas a ser afectadas negativamente por la fobia.

Pese a todo, algunas personas con androfobia se casan, aunque la gran mayoría permanecen solteras.

Tratamiento

No hay una duración media de tratamiento debido a que, por lo general, depende de la gravedad de la condición y del evento traumático causante. Otro factor que afectará el tratamiento es, evidentemente, el método utilizado.

Entre las opciones de tratamiento se encuentran los servicios profesionales psicológicos (psiquiatras y psicólogos). En algunos casos, la medicación se utiliza como parte de los programas de tratamiento.

Existen también libros y materiales para ayudar a la persona afectada a controlar o superar el miedo. Es importante remarcar que cada paciente será tratado con un método adecuado y personalizado a su condición.

La medicación puede ser prescrita, aunque siempre teniendo en cuenta sus efectos secundarios. Además, es de gran importancia recordar que los medicamentos no curan fobias, sino que inhiben temporalmente los síntomas.

Pese a todo esto, existen tratamientos para curar estas fobias, los cuales incluyen:

Véase también