Inhibidores de la monoaminooxidasa

Los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) fueron el primer tipo de antidepresivo desarrollado. Son eficaces, pero por lo general, han sido reemplazados por los antidepresivos que son más seguros y causan menos efectos secundarios. La FDA ha aprobado estos IMAO para tratar la depresión:

Efectos secundarios

El uso de IMAO por lo general requiere restricciones en la dieta, ya que puede causar presión arterial peligrosamente alta si se toma con ciertos alimentos o medicamentos. A pesar de los efectos secundarios, estos medicamentos siguen siendo una buena opción para algunas personas. Leer más.

Cómo funcionan

Como la mayoría de los antidepresivos, los IMAO funcionan cambiando los niveles de uno o más de las sustancias químicas naturales del cerebro. Leer más.

Precauciones de seguridad

Tenga en cuenta estas cuestiones y discútalas con su médico antes de tomar un IMAO. Leer más.

Interrumpir el tratamiento

Si deja de usar un IMAO repente, usted tiene mayor probabilidad de experimentar una reacción. En raras ocasiones, se puede producir el síndrome de discontinuación, que causa el síntomas del síndrome de abstinencia no habituales, tales como insomnio, confusión, alejamiento de la realidad (psicosis), agitación y convulsiones. Leer más.