Alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad crónica y con frecuencia progresiva que incluye problemas para controlar su consumo de alcohol, estar preocupado por el alcohol, continuar el uso de alcohol, incluso cuando causa problemas, tener que beber más para obtener el mismo efecto (dependencia física), o tener síntomas de abstinencia cuando disminuir o dejar de beber rápidamente. Si usted tiene el alcoholismo, no se puede predecir consistentemente cuánto va a beber, cuánto tiempo va a beber, o qué consecuencias va a ocurrir a partir de su forma de beber.

Si usted tiene el alcoholismo o si tiene un problema con el alcohol, es posible que no sea capaz de reducir o dejar de fumar sin ayuda. Negar que usted tiene un problema es generalmente parte de alcoholismo y otros tipos de consumo excesivo de alcohol.

Síntomas

Es posible que tenga un problema con el alcohol, aun cuando no ha progresado hasta el punto de alcoholismo. Tener problemas con el alcohol significa que usted bebe demasiado a veces, causando problemas repetidos en tu vida, aunque usted no sea completamente dependiente de alcohol. Una persona alcohólica puede ser incapaz de limitar la cantidad de alcohol que toma, sentir una fuerte necesidad o compulsión a beber, beber solo o esconder su consumo, etc. Leer más.

Causas

El alcoholismo está influenciada por factores genéticos, psicológicos, sociales y ambientales que influyen en la forma en que afecta a su cuerpo. Leer más.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para el alcoholismo incluyen la historia familiar, otros problemas de salud mental, factores sociales y culturales, etc. Cuanto más se bebe, mayor es el riesgo. El consumo excesivo de alcohol, lo que a menudo ocurre con los adolescentes y adultos jóvenes, puede conducir a un desarrollo más rápido del alcoholismo. Leer más.

Complicaciones

Los problemas de salud causados ​​por el consumo excesivo de alcohol pueden incluir enfermedades del hígado, problemas digestivos, del corazón, etc. Leer más.

Diagnóstico

Si un médico que se sospecha que tiene un problema de alcohol le pedirá preguntas con respecto a los hábitos de consumo y que llene un cuestionario. Leer más.

Tratamiento

El tratamiento para el alcoholismo puede incluir desintoxicación y abstinencia, asesoramiento psicológico, medicamentos orales e inyectados, etc. Para un grave problema de alcohol, es posible que tenga una estancia en un centro de tratamiento residencial. Leer más.

Consejos y remedios caseros

Para hacer frente a problemas con el alcohol o alcoholismo se debe cambiar los hábitos y hacer diferentes estilos de vida. Leer más.

Remedios naturales

Varias técnicas de medicina alternativa como la meditación o el yoga pueden ser útiles además de su plan de tratamiento para el alcoholismo. Leer más.

Prevención

La intervención temprana puede prevenir el alcoholismo en los adolescentes. Esté alerta a los signos que pueden indicar un problema con el alcohol. Leer más.